Los síntomas que avisan del comienzo del Párkinson

Ricardo Garrido

leído 206 veces
La enfermedad de Parkinson es una patología neurodegenerativa crónica producida por la alteración del sistema nervioso central, específicamente de las células nerviosas que controlan el movimiento. Se caracteriza por una pérdida gradual de neuronas productoras de dopamina en una región del cerebro llamada sustancia negra. Así es como lo define la doctora Erika Torres, jefa de la Unidad de Neurociencias Avanzadas de Quirón Salud Torrevieja y Alicante.

La enfermedad de Parkinson


La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, solo después del alzhéimer. Además, es ligeramente más habitual en hombres que en mujeres. Suele aparecer en la sexta década de la vida y el riesgo de aparición aumenta con la edad, sin embargo, no es infrecuente el diagnóstico por debajo de los 50 o 40 años. Hay una minoría de casos en personas más jóvenes.
 
Los síntomas más conocidos de la enfermedad de Parkinson son los motores: temblor, rigidez, lentitud de movimientos, alteración de la marcha y de los reflejos posturales. También puede haber cambios en la voz, la expresión facial y la escritura.
 
A lo largo de los años, la enfermedad va progresando y los síntomas pueden empeorar. Sin embargo, desde etapas iniciales de la enfermedad pueden aparecer síntomas no motores, como depresión, ansiedad y trastornos del sueño.
 
PRINCIPALES SINTOMAS
 
La doctora Erika Torres indica que, para hablar de los síntomas de la enfermedad, debemos dividirlos en motores y no motores.
 
SINTOMAS MOTORES :
 
Entre los síntomas motores del párkinson destaca el temblor, que es el más conocido y frecuentemente asociado con esta enfermedad, presente en los pacientes en los que hay un exceso de movimiento. Sin embargo, es importante dejar claro que no todos los pacientes que tiemblan sufren de párkinson y no todos los pacientes que tienen párkinson sufren de estos temblores.
 
Hay en algunos pacientes en los que, por el contrario, hay un defecto de movimiento y predomina la rigidez y la lentitud de sus acciones, que se suelen asociar con una menor expresión facial e inestabilidad en la marcha. Además, se pueden sufrir alteraciones en la postura y reflejos posturales, responsables de las caídas que sufren en las etapas más avanzadas.
 
SINTOMAS NO MOTORES
 
Los síntomas no motores asociados a esta enfermedad son menos conocidos, pero no por ello menos importantes. Están relacionados con alteraciones gastrointestinales, como el estreñimiento, alteraciones cognitivas, de sueño, disautonómicas, del lenguaje, el dolor y emocionales, como el desánimo y la ansiedad.
 
Hay que tener en cuenta que no todos los pacientes presentan todos los síntomas ni evolucionan de la misma forma, ya que esta enfermedad tiene una variabilidad en su expresión importante.
 
PRUEBAS PARA DIAGNOSTICAR EL PÁRKINSON
 
El diagnóstico de la enfermedad se basa principalmente en la entrevista con el paciente y la exploración física de un neurólogo con experiencia en el área de trastornos de movimiento. En ocasiones nos apoyamos de otras pruebas complementarias que nos ayudan a obtener un diagnóstico más exacto, realizando una analítica de sangre  y una tomografía computarizada craneal o resonancia magnética cerebral, que nos permiten descartar enfermedades que puedan producir una sintomatología parecida.
 
La jefa de la Unidad de Neurociencias Avanzadas de Quirónsalud Torrevieja y Alicante también indica que cuentan con la ecografía Doppler transcraneal, que ayuda a evaluar la ecogenicidad de la sustancia negra del mesencéfalo, y pruebas de medicina nuclear, como el PET y el SPECT, con diversos trazadores que nos permiten diferenciar la enfermedad de párkinson con otros parkisonismos que pueden presentar síntomas parecidos.
 
En cuanto a los estudios genéticos, no hay actualmente unas normas generales para el uso de los mismos, por lo que individualizando cada caso se verá la idoneidad de hacerlo o no.
 
¿EL PÁRKINSON ES HEREDITARIO?
 
La doctora Erika Torres indica que la mayoría de los casos de párkinson son de causa idiopática. Sin embargo, hay un 15% de casos que están relacionados con la herencia familiar, por lo que son de origen genético. Especificando un poco más, un 2-3% de los casos de inicio tardío será producido por una mutación y el 50% de los casos de inicio precoz también será de causa genética.
 
Además, añade que, dentro de los factores de riesgo no genéticos, debemos dividirlos en dos: modificables y no modificables. En los factores no modificables encontramos la edad, el género y la raza. En cambio, en los factores modificables se destaca la exposición a insecticidas, que pueden aumentar la posibilidad de sufrir la enfermedad. Por otro lado, el ejercicio físico y el consumo de cafeína o té pueden disminuir el riesgo y protegernos de sufrir párkinson.
 
Quirónsalud cuenta con especialistas en Neurociencia Avanzada que te ayudarán a detectar los síntomas de la enfermedad.
 

FUENTE :

https://www.65ymas.com/sociedad/estos-son-nuevos-sintomas-avisan-inicio-enfermedad-parkinson_51568_102.html

 

Únete a la Fundación

Para mantenerte al día con noticias, información y eventos relacionados con el Parkinson en Venezuela.